Menu
Modelos
Menu
Porsche - Lo que debe saber sobre el aceite de motor

Lo que debe saber sobre el aceite de motor

El aceite de motor proporciona lubricación al motor. Es cierto. Pero no solo eso. Los aceites de alto rendimiento desempeñan muchas funciones que garantizan la fiabilidad y el rendimiento del motor. Por eso, solo debería emplear un aceite de motor que se adapte perfectamente a su Porsche. Además, para mantener sus cualidades positivas es necesario hacer un cambio de aceite con regularidad. Puede consultar las especificaciones en el manual del vehículo o en su Centro Porsche Oficial.

Funciones del aceite de motor

Tarea 1

Formar una película lubricante entre las superficies móviles del motor. Principalmente, los cilindros y pistones deben disponer de una lubricación constante para evitar el denominado efecto de «gripado». La lubricación sirve también como protección contra el desgaste y, así, preserva la larga vida útil del motor. Además, la reducción de la fricción permite ahorrar combustible.

Tarea 2

Mantener limpio el motor. En particular, determinados aditivos especiales protegen los componentes móviles y calientes del motor de la sociedad que puede aparecer durante el proceso de combustión (o por los biocombustibles, p. ej. biodiésel). Los aditivos fijan las impurezas en el aceite, impidiendo así sedimentaciones que pueden dañar el motor.

Tarea 3

Neutralizar los ácidos que se forman en el aceite por los gases de combustión y el combustible sin quemar. De este modo se evita la corrosión, especialmente en los cojinetes.

Tarea 4

Desviar el calor. El aceite refrigera muchos elementos del motor a los que no llega el líquido refrigerante.

Tipos de aceites de motor

La diferencia está en los detalles.
Y en las prestaciones.

Podemos distinguir fundamentalmente entre tres clases diferentes de aceites de motor, que constan de cualidades distintas:

Los aceites minerales son los aceites de base que se conocen y utilizan desde hace más tiempo. Pueden producirse de manera relativamente sencilla y económica mediante la destilación y el refinado de petróleo.

Los aceites de motor parcialmente sintéticos se obtienen a través de un procedimiento complejo, pero presentan una calidad significativamente superior, sobre todo en lo que respecta a la resistencia al envejecimiento y las características térmicas.

Los aceites sintéticos se fabrican mediante síntesis química y pueden dotarse de forma completamente controlada de cualidades que mejoran la calidad. Gracias a sus máximas prestaciones, estos aceites son especialmente apropiados para motores de alto rendimiento. Por ejemplo, el de un Porsche.

Aceites monogrado y multigrado

¿Aceite monogrado o multigrado?
Los aceites y sus propiedades.

Los aceites monogrado dominaron el mercado hasta los años 70. Cualquier aceite que se ofrecía en el mercado tenía asignada una viscosidad fija y se denominaba también por la misma.

Los aceites multigrado son los aceites de motor que se suelen usar en la actualidad. Están basados en aceites de base líquidos y se mezclan con aditivos especiales (p. ej., polímeros como poliéster o poliisobutileno) con el fin de conseguir que su viscosidad solo se reduzca ligeramente a temperaturas más elevadas.

Las ventajas de los aceites multigrado.

Por la reducida variación de su viscosidad, los aceites multigrado son más apropiados para cubrir un margen temperatura más amplio que los denominados «aceites monogrado». Esto implica que pueden asegurar el abastecimiento óptimo del motor, tanto con calor como con frío. Esto permite conseguir una elevada lubricidad del aceite frío en el arranque en frío, reducir las exigencias del motor de arranque a bajas temperaturas y garantizar una lubricación segura y suficiente a altas temperaturas, tanto exteriores como del motor.

Clases SAE

¿Qué revelan las cifras sobre el campo de aplicación de un aceite?

Los aceites multigrado se identifican con dos índices que indican la clase SAE (SAE: Society of Automotive Engineers), p. ej. 0W-40.

Estas referencias indican en qué margen de calor o frío el aceite de motor ofrece sus prestaciones óptimas. La cifra que aparece ante la «W» (winter - invierno) indica la viscosidad (fluidez) del aceite a bajas temperaturas; cuanto más baja sea la cifra, mejor es la fluidez del aceite. Por lo tanto, el valor 0 identifica un aceite especialmente líquido que se puede utilizar a bajas temperaturas.

La segunda parte del índice de viscosidad (el número que aparece después de la «W») indica la viscosidad del aceite a temperaturas elevadas; cuanto más alta sea esta cifra, más gruesa es la película de aceite.

Por lo tanto, el valor 10 representaría un aceite muy fluido, concebido especialmente para zonas frías. En zonas extremadamente cálidas se puede llegar a utilizar el índice 60. Este se corresponde con un aceite extraordinariamente espeso en estado normal. En consecuencia, el valor 40 corresponde a una viscosidad media que garantiza la aplicación óptima, incluso a temperaturas altas.